SAM SAM III -1

¿Por qué Senegal?

Y ¿Por qué no?

Mañana empieza otra etapa de la aventura. Y para los que aman la comodidad por encima de todas las cosas, los que creen que tienen que mandarnos un taxi desde el

cielo parece que reclaman una explicación de porqué haces lo que haces o vives como vives. no lo van a entender. el sofá no les deja, pero San Pedro anima a los cristianos: “dad razón de vuestra fe” y lo haré, pero no porque tenga razón, o necesite razones. sino porque es el amor lo que me mueve.

A los que me esperan allí y a los que desde aquí me dirán que me admiran pero no me entenderán, porque creen que no va con ellos.

Los dibujos que he puesto me recuerdan una dinámica que hicimos en catequesis de una parroquia en la que me enviaron hace más de 25 años.

Por eso quiero que los que no me entenderán se pregunten. ¿y por qué no? El mismo Jesús no respondía a las preguntas que no interesaban, sino que animaba a las verdaderamente importantes.

¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo si pierde su alma?

Por eso voy y si puedo volveré. y llevaré gente, y te llevaré, gente.

Porque como he insistido desde que empezamos con esto no es cosa mía y quiero que lo sepa.

Buen viaje, me dice la gente. bien. pero ya ha comenzado. Ayer mismo monseñor José Ángel Divasson nos explicaba que cuando uno va a la misión no va a dar lecciones. La verdad no se impone, se propone. y por eso a los que vamos nos importa tanto lo que ellos nos van a dar como lo que les daremos. Vamos a nico tratamos, vamos a buscar juntos al Dos que nos ha hecho a nosotros nacer aquí y así y a ellos criarse allá y asá

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *