Parroquia

La parroquia de Nuestra Señora del Carmen es una de las más antiguas y arraigadas de Pozuelo de Alarcón. Entre los vecinos se la conoce como la “parroquia de la estación”, dada su situación céntrica dentro del barrio que hay en torno a la estación de Cercanías de la localidad.

Pertenece a la Vicaría VII de la Diócesis de Madrid, y junto con el resto de parroquias de Pozuelo, Aravaca y El Plantío forma el Arciprestazgo de Aravaca-Pozuelo

 

Conozcamos un poco su historia

A principios del siglo XX, la única iglesia parroquial existente en el pueblo era la del casco antiguo, a la advocación de la Asunción de Nuestra Señora, aunque se habían realizado numerosas obras su fábrica data del siglo XVI. También existía la ermita de la Concepción a las afueras del pueblo, en el lugar donde estuvo ubicado el cementerio hasta el siglo XVIII.

Con el aumento de la población veraneante en el barrio de La Estación, se construyó en 1901, por suscripción popular, una capilla en el barrio, a la advocación de la Virgen del Carmen, su primer capellán fue Emilio Dupuy en 1915, el 20 de diciembre de 1935, esta capilla fue elevada a la categoría de parroquia por el Arzobispado de Madrid.

En el mes de julio, a partir de la inauguración de la capilla del Carmen en el barrio de la Estación, las fiestas en honor a la Virgen del Carmen fueron adquiriendo una creciente importancia, duraban dos o tres días en los que se sacaba a la Virgen en procesión por las calles del barrio, había bailes, kermes y juegos infantiles.

La población de la parroquia es de aproximadamente unas 20.000 personas.
Evidentemente, la comunidad parroquial es mucho más reducida, pero hay que destacar que se trata de una comunidad con una gran riqueza humana, que se convierte en punto de encuentro y acogida de personas de distinta condición y procedencia.

Nuestro párroco es D. Jesús Mateos Rodríguez. El Vicario Parroquial, es D. Marco Antonio. Tenemos un nuevo Vicario Parroquial, se llama D. José, al que  abrimos nuestros corazones y le damos la bienvenida como nuevo Vicario.  Le Pedimos a nuestra Madre la Virgen del Carmen que le guíe y fortalezca en esta misión que le ha encomendado. Nosotros, nos ofrecemos a rezar por usted y a acompañarle y a trabajar juntos para llevar la Palabra de Dios y el conocimiento de la verdad de Cristo a todos nuestros vecinos.  Esperamos que sea muy feliz entre nosotros.

La parroquia, además de comunidad de creyentes en la que TODOS tienen cabida, ofrece toda una serie de servicios a todos aquellos que puedan estar interesados en en seguir este camino fascinante: el de la FE.